Jorge Luis García Pérez (Antúnez): en son de “kumité”. #YoSoyCuba

Por Marcos Torres*

Como practicante de artes marciales y defensa personal, siempre me han
interesado los enfrentamientos (sobretodo los amistosos y deportivos) entre
contendientes que buscan mejorar su técnica y probar su destreza frente a
diferentes adversarios. Todo esto como parte de la búsqueda del conocimiento
ulterior que contribuya al desarrollo de la mente y el cuerpo al unísono, así
como también a la formación de un ser humano puro y libre de vicios.

Es por eso que he observado con gran interés en YouTube y otras redes
sociales los recientes enfrentamientos en Panamá iniciados en todos los casos
por provocadores pertenecientes a una “suciedad civil” cubana que pagados
por una potencia extranjera ejercen una labor que realmente mancilla la cita.

Sobre los enfrentamientos me siento en el deber de exponer, desde el punto de
vista técnico-táctico de un combate entre varios contendientes, algunos de los
principios violados:

Primer principio violado: “Conoce a tu enemigo como a ti mismo”.
Jorge Luis García Pérez, alias “Antúnez” (el que al parecer era el director del
“bonche”) no tuvo en cuenta que varios de los miembros de la real sociedad
civil cubana tienen conocimientos de defensa personal que evidentemente
fueron aplicados en los enfrentamientos.

Segundo principio violado: “Ten en cuenta tu fuerzas”.
Los que acompañaron a Antúnez eran momias de la disidencia (como por
ejemplo Félix “El Moco Pega’o” Rodríguez, el que por cierto corrió a refugiarse
en el interior de la guagüita, al parecer aquejado por un repentino dolor
estomacal con profusión fecal) y la respuesta a la que se enfrentaron fue de
jóvenes fornidos y valientes que luego de alertar a los oxiuritos de no continuar
provocando y que se retiraran, tuvieron que defenderse.

Tercer principio violado: “Cuado ataques no hables”.
Obvio. Demasiado Bla, bla, bla, antes de la acción. Si el objetivo era atacar
desde un principio considero totalmente innecesaria la habladuría y la
payasada con cartelitos.

Cuarto principio violado: “Si las el enemigo es superior, usa una buena
armadura”.
A lo mejor Antúnez no pensó que fuera a llegar a tanto, o quizás que podrían
“mayorear” a los nuestros (sólo en una mente enferma e insignificante como
la suya cabría semejante idea), pero lo cierto es que no se protegieron
correctamente y sufrieron las consecuencias de los embates mambises.

Quinto y más importante principio violado: “Si vas pelear, ten la certeza de
que ganarás, pero si ya entraste en la pelea, nunca huyas”.
Se les fue apagando la luz y la voz a medida que fueron llegando cubanos
dignos al lugar e incluso panameños amigos que expulsaron a los oxiuritos con
la fuerza de las ideas más que de los puños.

Conclusiones del combate:
Oxiurera 0 (contando entre sus filas con 3 o 4 K.O).
Real sociedad civil cubana 1 000 000 (de voces y manos a nuestro favor).

Recomendaciones necesarias a un despistado aprendiz de artes
marciales (me refiero a Jorge Luis García Pérez, alias “Antúnez”):
Mijo: ¡No sea tan payaso que lo van a matar! ¡Primero tenía que haber
aprendido a “fajarse” (a éste segurito que le “agitaban” la merienda en la
primaria)!

Le recomiendo leer a: Lao Tzé, Sun Tzú, Confucio, Matsutazu Oyama, Sokon
Matsumura, Jigoro Kano, Morihei Ueshiba, Claude Von Clausewitz, ahhh …..
por supuesto Fidel Castro, Ernesto Guevara de la Serna y tantos otros…

@Marcostropero editor del blog Las Torres de Marcos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s