Felipe González en #Venezuela. Retrato de un traidor. #Cuba #Tropa

Mostrando felipon.jpeg

Por Marcos Torres @Marcostropero

He leído hace unos minutos en la edición digital del diario español “El País” las declaraciones del expresidente del gobierno español Felipe González sobre su reciente viaje a Venezuela (país del qué, aclaro, salió como bola por tronera en un avión militar colombiano mandado por Santos especialmente a buscarlo) y no he sentido otra cosa que indignación y perplejidad (sí: no se asombren. Ya explicaré porqué).

Con su acostumbrada “retórica felipista” y “enmuletillado” hasta el tuétano (acento andaluz incluido) se le ocurre decir a “Feli-pillo” (además creador sacrosanto y todopoderoso de la doctrina política conocida entre los españoles como el “felipismo” que “Venezuela es un país en proceso de destrucción”, y le achaca los problemas de seguridad, económicos y sociales a Maduro, así como todavía se le ocurre decir que va a volver allí dice que “para articular la defensa jurídica de Leopoldo López de acuerdo a los pactos internacionales que obligan a Venezuela” y entonces te preguntas de qué carajo habla el “gaito” títere de la CIA (si: ¡así mismo es!).

La historia está en que “Feli-pillo” González se ha negado a hablar de política interna ni de pactos en la España de hoy y terminó “cacareando” otras sandeces sobre Venezuela, pero esto es lo que me deja perplejo, ya que al parecer se le olvidan las barbaridades cometidas por su gobierno durante su estancia como líder del gobierno español.

Para los que conocen y los que no conocen a “Feli” (si porque el “pito” lo dejó en Venezuela) les comento e ilustro que llegó al poder en la década del 80 del pasado siglo con una crisis económica en España que le traqueteaba, acabadita de entrar en la OTAN; el entonces partido en el poder (UCD) desmembrado y disuelto, ante la amenaza de un nuevo golpe de Estado por los militares, la ETA dando la “caña” de su vida y un pueblo temeroso. Esa era la situación al menos hasta 1982, dónde los índices económicos y sociales comenzaron lentamente a repuntar y a reptar para salir de la crisis, alcanzando posteriormente los niveles más altos de la zona euro de aquel tiempo en la década de los 80.

Pero llegó el 14 de diciembre de 1988, día en el que la protesta popular se convirtió en huelga general y se convirtió en un revés para el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) partiendo de la traición a la historia política y democrática de Felipe González a los principios del marxismo. ¿Qué cual fue el detonante? Simple: el reparto desigual de esa riqueza que obtenía España de forma súbita en los finales de la mencionada década.

El hombre de la “mala salud de hierro” (con la cual lo bautizaran José Luis Gutiérrez y Amando de Miguel en su libro “La ambición del César: un retrato político y humano de Felipe González”) se permite aún dar viajecitos a otros países para hacer campañas políticas a favor de los poderosos a pesar de la gastritis que le aqueja (que pasa: que la hiel le pasa la cuenta a los traidores).

Parece que se le oliva entonces al “Feli” que traicionó a unos de los mejores y más prominentes dirigentes del socialismo en España en los finales del franquismo y hablo de Pablo Castellanos, quién fuera, “proscrito, perseguido y expulsado” del PSOE (otras vez José Luis y Amando); se le olvida también que llegó al poder mediante ardides de un grupo de sevillanos de extracción católica, de clase media, que nada tenían que ver con los obreros que levantaron históricamente las banderas de la República y de la Revolución durante el franquismo.

Na’: que parece que el traidor ahora quiere venderle el “modelito” a la “oposición fascista venezolana” sin acordarse de sus andanzas y sus traiciones, tanto al pueblo español, como a sus copartidarios y quiere ir a criticar un modelo económico y social que solo es creador de inclusión en todos los sentidos.

Pues creo que le salió el tiro por la culata: el rechazo de los venezolanos y de la comunidad internacional a esta “aventurilla” del “Feli” fue unánime.

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Felipe González en #Venezuela. Retrato de un traidor. #Cuba #Tropa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s