¡Ay! ¡Ravsberg! ¡¡Ravsberg!! #Cuba #PrensaCubana

prensaPor Marcos Torres

En Twitter: @Marcostropero

 

Para nadie es un secreto que Cuba se está actualizando en su modelo económico y por eso la existencia de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, los que fueron ampliamente discutidos por todo el pueblo cubano que quiso participar en esta actividad cardinal para el ordenamiento del país, en una muestra de civismo y debate democrático donde se llevaron a las máximas instancias los planteamientos de los cubanos de a pie.

Como abogado soy de los que comprende la necesidad de ordenar jurídicamente nuestra sociedad y también actualizar ese ordenamiento en todas las esferas de nuestra patria con el único fin de lograr una sociedad más justa, más inclusiva, más empoderada, más comprometida y más revolucionaria y humana (por sobre todas las cosas), y estoy consciente de que conmigo coinciden muchos.

Lo dicho anteriormente transita por el hecho de haber leído un penoso artículo de un “amigo” en la INTERNET que además de hacer un pobre empleo de la ironía, expone a las claras un desconocimiento total de la ley cubana (por supuesto el dice que es periodista, o por lo menos así lo ejerce), de su constitución y de su gente.

Me refiero a un artículo de Fernando Ravsberg (quién ha pasado a ser un detractor de mi país bajo la falsa ilusión de la libertad de prensa al servicio de una agencia extranjera) sobre la preparación de una supuesta “Ley de Prensa” en Cuba, cosa que sí es así, pues bienvenida sea ¿no?. Esto es algo que realmente hace falta. Hasta ahí coincido con el autor del artículo.

Ahora… Me siento en la necesidad de aclarar ciertas lagunas que evidentemente mi socio “El Fernan” (quién además, se autotitula en el artículo como “periodista extranjero”) desconoce sobre su propia tierra y otras que, por lógica monetaria, olvidó en alguna polvorienta y sucia gaveta de la memoria.

En su artículo mantiene que “desconocía la existencia de un reglamento que normaba su actividad (como periodista)”, que “lo habían mantenido en secreto” y que “los periodistas jugamos a ciegas” (¿¡y se dice a sí mismo “periodista en Cuba”!?). A los no conocedores puntualizo que los reglamentos sobre el trabajo de los periodistas en Cuba son públicos y (además) los enseñan en la facultad de periodismo de la Universidad de la Habana.

Este representante de la pseudocrítica política ha dotado en su escrito al procedimiento lógico que se lleva en el país desde el punto de vista jurídico para la aprobación de leyes en Cuba, de una aureola de misterio y plantea que “el sigilo despierta la sospecha de algunos colegas cubanos”. Sería bueno que pusiera en claro quiénes son estos “colegas” cubanos, no vaya a ser que sean Yoani Sánchez y Antonio Rodiles, quiénes lejos de representar un periodismo serio, no pasan de ser las serviles cotorras de un amo poderoso.

En otro momento del artículo plantea que “la constitución cubana prohíbe la propiedad privada sobre los medios de comunicación” y en eso estoy de acuerdo y lo apoyo, pero continúa “por lo que solo podrán pertenecer al Estado o a la sociedad (¿públicos, cooperativas?)”. Estaría a bien preguntarle a qué medio de prensa el le responde, y a su vez ese medio de prensa a que potencia extranjera le responde ¿no? que no es Granma claro está.

Se le ocurre cuestionar si en algún momento se pondrá en manos de los periodistas cubanos para su discusión y aprobación. Pues si esperaba otra cosa, entonces está literalmente “embarcado”, porque en nuestra isla socialista hay cultura de eso (y de mucho más sin dudas).

Un amigo me pidió una vez (cuando el alfiler del fotógrafo Mastracusa y la visita de Rihana a Cuba) que lo dejara tranquilo, que al final el mismo se había puesto una diana en el pecho y la cabeza, cuando se le ocurrió decir, en medio de los momentos tensos que se vivieron cuando la “Cumbre de las Américas” en marzoy abril, que “había que conversar” con la “suciedad civil” que fue a Panamá, lo que hubiera implicado sentarse en la mesa con el asesino del Ché y con otros tantos traidores y apátridas mercenarios. Pero no he podido ni podré.

¡¡Si hay algo que no puedo resistir, es la simulación y el oportunismo y, en este caso, Ravsberg se pasó de podrí’o!!

Anuncios

2 pensamientos en “¡Ay! ¡Ravsberg! ¡¡Ravsberg!! #Cuba #PrensaCubana

  1. Fernando Ravsberg es un periodista Uruguayo, radicado en Cuba, amigo de los cubanos, que tiene criterio propio, no es un enemigo de Cuba….amigo Marcos, antes de escribir cualquier cosa….hay que informarse bien!! Por favor.

    Me gusta

    • tenía entendido que era cubano, pero ya me esclarecí y lo arreglé, pero ciertamente amigo…. lo que se dice amigo… no…. no… no lo es, discúlpeme por la impresición, pero sostengo lo dicho. amigo no es , o bueno habría que ver de que cubanos es amigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s