A ver… Vamos por partes #TheRollingStonesEnCuba #CubaUS #Cuba #TenemosMemoria.

rolling stonesPor Marcos Torres.

Reza un antiquísimo proverbio que “nunca es tarde si la dicha es buena”, y aunque ya han pasado unos cuatro días aproximadamente del concierto de “The Rolling Stones” en nuestra tierra, me siento en el deber de puntualizar ciertos aspectos que no han quedado claros para muchos.

Criterios diversos sobre el tema surcan la cotidianidad, sobre todo en la red de redes, y en Cubadebate.cu donde no dejan de impresionarme a veces comentarios tan alejados de la realidad como lo están las mentes de algunos de los que los escriben en este espacio.

He encontrado opiniones más allá o más acá, pero existe una particularmente despistada de las que han sido eco no pocos usuarios y es algo más o menos así: “El concierto de The Rolling Stones ha sido el suceso cultural de mayor trascendencia en la nación cubana desde hace más de 60 años” (¿?).

¿En serio?

A ver… Vamos por partes.

Ciertamente este evento ha sido un acontecimiento importantísimo para la nación cubana en estos tiempos de aires renovados y que ciertamente contribuyen a descongelar la imagen de Cuba ante un mundo que no nos conoce realmente, pero no porque no hayamos querido nosotros, sino porque las circunstancias y la propaganda anticomunista durante décadas mantuvo a los cubanos, a los ojos del resto del mundo, en el vilo de la ignorancia política. Pero de ahí a engrandecer este  acontecimiento de forma superlativa, bueno… pues… como que va un trecho amplio ¿no creen?

Para mí el concierto de por sí (cientos de miles más allá o más acá), dista (kilómetros cuadrados de por medio) de ser realmente la panacea cultural para Cuba como esquema a seguir en materia de “rock and roll” (o de “libertad de expresión” como ya algunos claman por ahí), ya que considero que este no supera (por ejemplo) la campaña de alfabetización (vaya), o las batallas por el quinto, sexto y noveno grados (vaya), o la universalización de la enseñanza en Cuba (vaya), ni tan siquiera el programa “Educa a tu hijo” (upsss).

¿Saben por qué creo esto? Sencillo. Porque el concierto de “The Rolling Stones” en La Habana NO MODIFICA EN NADA LAS BASES CULTURALES DE LA NACIÓN. En cambio la Revolución cubana si lo hizo desde el mismo 1º de enero de 1959, y lo sigue haciendo hasta la actualidad, para desgracia de los que no entienden ni entenderán jamás lo que es realmente un proceso de revolución cultural.

Pero cuidado de no confundir lo que digo con fanatismo político (o de ningún otro tipo). Simplemente trato de explicar que si: fue un acontecimiento importante desde el punto de vista cultural y tenemos que agradecer eternamente los “metaleros” del patio (entre los que me incluyo) a esta agrupación “rockanrolera” que muchos consideran (hasta ellos mismos, por cierto) como “la mejor banda de rock del mundo”, pero no es pa’ tanto.

Ahora solo falta (como símbolo de reciprocidad cultural ¿no?) que Alexander Abreu vaya a cantar “Me dicen Cuba” en el “Madison Square Garden” o que “Van Van” toque sus éxitos en el “Lincoln Memorial”, o si se quiere que Silvio Rodríguez Domínguez de un concierto gratis igual en cualesquiera de las plazas londinenses, aunque preferiría que fuera en “Picadilly Circus”, “Belgrave Square” o “Trafalgar Square” y que cante “El Necio” y “Rabo de Nube” a voz en cuello.

¡Ojalá y se de!

 

En twitter: @Marcostropero

Anuncios

5 pensamientos en “A ver… Vamos por partes #TheRollingStonesEnCuba #CubaUS #Cuba #TenemosMemoria.

  1. Tienes razón, no podemos negar que los Rollings stones después de los Beatles son la mejor banda de rock de todos los tiempos, eso es un acontecimiento de relevancia.Pero tampoco le pedimos nada a ese grupo de rock y los jovenes cubanos sabemos defender nuestro rock y nuestra idiosincracia….

    Le gusta a 1 persona

  2. !!Claroooo!!! En este país no hubo , ni ha existido todavía un suceso cultural MAYORRR , que el Triunfo de la Revolución del Primero de Enero de 1959,y la Campaña de Alfabetización,liderada por el invicto Fidel Castro, y después han sucedido cientos, en los que particularmente me atrevo a enumerar: Ferias Internacionales del Libro, Festivales de Cine Latinoamericano…..etc,etc…. AHH!! que fue importante no lo niego, pero de ahí a que lo tomen como el evento cultural más importante de los últimos 60 años…!!por favorr!! no insulten el intelecto del pueblo cubano …Gracias Marquitooo

    Le gusta a 1 persona

  3. Ya en Twitter te había dejado mis consideraciones, pero oportuno repetirlas acá. Innegables x su monumentalidad los sucesos que enlistas para hablar de verdaderos sucesos culturales en Cuba, cuyo punto clímax fue el de la victoria de las ideas de aquel puñado de jóvenes rebeldes sobre los que intentaron echar un manto de olvido sobre las ideas del Maestro en el año del Centenario de su natalicio, mismos que se fueron al Moncada, guardaron prisión, se fueron al exilio y juraron ser libres o mártires en su próximo empeño.
    Si The Rolling Stones se decidieron a venir ahora lo hicieron en medio de la coyuntura del ‘boom’ Cuba, que se produjo después del 17D-2014. Eso es bueno, que venga Beyoncé, Rihana y cuanta celebridad quiera acercarse a ver la Cuba que no se doblegó, pero que no se olvide que si antes otros no pasaron x La Habana fue porque a Cuba la satanizaron (a propósito de que hablamos de Sus Majestades Satánicas) y la convirtieron en oscuro rincón del planeta al que era mejor bombardear que venir a cantar. Ya cuando se barruntaban cercanas estas aguas los primeros que no más anunciaron su interés fueron amenazados por los cavernícolas de Miami. O se olvidan de los Pedro Picapiedras encabezados por Saavedra el energúmeno de Vigilia Mambisa aplastando los discos de Juanes cuandoi el Concierto por la Paz. Ya se olvidó cómo recibieron a Pablo en Miami, con amenazas de bomba incluida. Cuántos no cancelaron conciertos anunciados por temor a un estallido. Bahh.
    Me parece muy bien tu comentario Marquitos. Eran necesarios los puntos sobre esas íes que andaban huérfanas de sombrero.

    Le gusta a 1 persona

  4. Creo que algunos, con ansias de propaganda anticubana, han sobre valorado la actuación de los Rolling como si en Cuba nunca han venido a tocar agrupaciones o cantautores extranjeros de ningún tipo… o que es ahora que hay “apertura” con la música foránea y anglosajona… ¡ERROR!
    Aunque por los medios estatales se redujo la difusión de este tipo de música por darle el justo lugar a las producciones nacionales, no quiere decir que en Cuba, desde 1959 hasta la fecha no se escuchaba música producida por autores o productores de habla inglesa.
    Yo nací en 1967 (un triste año por el asesinato del Che) y siendo un adolescente aprendí a bailar con los Boney M, Earth Wind and Fire y los Bee Gees… y después con Laura Branigan, ABBA, Rod Stewart, Billy Joel, Pink Floyd y Alan Parson (al separarse del grupo), Gloria Gaynor, Irene Cara, Kiss, AC-DC… y así también disfruté de otros como Barry White, el grupo Toto, Lionel Ritchie, Grupo America, Deep Purple, Barry Manilow, el inolvidable Eagle, Gary Moore, Donna Summer, Led Zeppeling, el insuperable Queen… y un listado inacabable para este comentario.
    Qué ver a los Rolling en Cuba es un acontecimiento… ¡Pues sí!, ya que ellos nunca antes se propusieron venir a conocer y a cantar en Cuba; pero que otros lo hicieron primero, eso es más que una verdad… ¿No tocó Kool & the Gang frente a la tribuna antiimperialista en La Habana en el 2009, congregando a cientos de miles de jóvenes pese a las condiciones climatológicas no usuales en esa fecha? Incluso, el bajista y fundador del grupo, Robert “Kool” Bell, expresó: “Queríamos estar aquí y recibir un poco de la calidez de este pueblo, que sabemos nos aprecia”… “Creemos que la música trasciende todas las barreras. Cualquier diferencia que exista entre los pueblos se puede subsanar mediante la cultura y la hermandad”.
    Y otra rotunda verdad es que siempre, siempre se escuchó música anglosajona en Cuba y sin prohibición alguna.
    Ahora, en algo que me sumo con creces y sin vacilación, es a las palabras que Marcos expone en su artículo: “el concierto de “The Rolling Stones” en La Habana NO MODIFICA EN NADA LAS BASES CULTURALES DE LA NACIÓN. En cambio la Revolución cubana si lo hizo desde el mismo 1º de enero de 1959, y lo sigue haciendo hasta la actualidad”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s