Fidel es Fidel. #YoSoyFidel

Autor: Israel Valdés Rodríguez

En linaje acomodado,

Allá, en Birán, vino al mundo

Un niño, vivaz, profundo,

De padre gallego, soldado.

De madre bondad,  pinareña;

Una familia forjaron,

Sangre y cultura mezclaron,

Bella fusión lugareña.

El infante allí creció,

Entre cedros, cañas, pinos,

Entre haitianos, campesinos;

De esa savia se nutrió.

En la escuelita rural

Aprendió las primeras letras

Y en cada clase, la meta,

Rebasaba lo normal.

Allí se mezclaban los niños

Sin distinciones, ni razas,

Sin prohibiciones, ni castas,

Con juergas, juegos, cariños.

Desde fecha muy temprana,

Aún siendo un infante,

Repudió lo denigrante

Y las conductas malsanas.

En el colegio de Belén,

Se destacó como atleta,

Se hizo bachiller en letras,

Con orgullo y sin desdén.

Un profeta, un utopista,

Vaticinó una quimera:

“Fidel tiene madera

Y no faltará el artista”.

A la Universidad llegó,

Con ilusiones y sueños,

Puso todo su empeño,

De abogado se graduó.

Allí también recibió

Lecciones de patriotismo,

Y hasta de comunismo

Su intelecto se nutrió.

De Martí, la ética, matriz,

Que le hizo tomar el rumbo:

“Toda la gloria del mundo

Cabe en un grano de maíz”.

Con los jóvenes del centenario

Tomó el cielo por asalto,

Llegó al escalón más alto

De hombre revolucionario.

Batista con toda su escoria,

Lo trató de escarmentar,

Quiso su ejemplo borrar;

Fue absuelto por la historia.

La expedición libertadora

La persiguieron con saña,

Para impedir que esa hazaña,

Se convirtiera en aurora.

Vino la Sierra Maestra,

Forja de cien batallas,

Con fuego, balas, metralla,

La victoria se hizo nuestra.

Con verbo certero y disímil,

Advirtió en enero triunfante:

“Quizás en lo adelante

Todo será más difícil.”

La crisis de octubre fue

Trama de injerencistas,

Brillaste como estadista,

Así lo sentenció el Che.

Ante la inminente agresión

De la horda mercenaria

 Fue juramento, no plegaria,

El socialismo en Girón.

La CIA y sus halcones,

Asesinatos fraguaron,

Nunca lo amedrentaron;

Pues le sobran las razones.

Forjó su propia coraza,

De ética, de convicción,

Fue su chaleco anti bala,

Su prestigio y consagración.

Tuvo el don de transitar

Del presente hacia el futuro,

Marchar con paso seguro

Y al presente regresar.

El es un hombre gigante

De pensamiento y acción,

Que se convirtió en bastión,

En invicto comandante.

Supo burlar la muerte,

Cuando lo vino a buscar,

El es como el cagüairán,

Es de corteza muy fuerte.

Proyecto de visionario

Su concepto Revolución,

Modelo de inspiración

De los revolucionarios.

Nadie ha vivido tan fiel,

Guiado por su conciencia

Y por su vasta sapiencia,

Porque Fidel es Fidel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s