«Yo voy a aplaudir con el corazón». #FuerzaCuba #FuerzaMatanzas #CubaEsMatanzas

Por: Marcos Torres.

Amelia vive en un sexto piso. Su edificio tiene problemas con el elevador desde hace más de tres años por lo que sube y baja a diario por las escaleras para realizar las innumerables tareas de atender su casa y a una hermana mayor enferma. Como tantos otros en estos días sigue minuto a minuto los acontecimientos de la base de supertanqueros de Matanzas.

Sigue leyendo

La solidaridad victoriosa VS la desfachatez calumniosa. #FuerzaCuba #FuerzaMatanzas

Por: Marcos Torres.

 Siempre es difícil escribir en esta circunstancias para cualquiera, dónde nuestros nervios y resistencia han sido puestos a prueba una vez más. En estas condiciones la palabras, juicios e ideas tardan en alcanzar, al fin un cauce medianamente lógico. 

Leer más

Las noticias que se reciben minuto a minuto son tristes, desgarradoras, duras, pero también hay otras historias que mueven a la conmoción como por ejemplo esta que me comenta un amigo en un mensaje de audio en la noche. 

Resulta que una familiar suya es jefa de operaciones de un negocio de mensajería en La Habana con una filial en Matanzas. Me cuenta mi amigo que ya se cuentan más de 20 los restaurantes que están donando comida gratis a los médicos, bomberos y personal en general que están en la primera línea de combate y a los evacuados, que son más de 700.

Esto mueve sin dudas a la reflexión y al llanto sólo de saber que hay mucha gente pendiente de lo que pueda suceder y que, si de «vibras» y de «karma» se trata, es éste el preferible. Actitudes como estas de los cubanos dignos son las que finalmente vencen: lo demuestra la propia historia. 

La desfachatez de algunos que pretenden erigirse como una suerte de Dalai Lama de Caribe y de otros que desde  la comodidad y aparente seguridad que brindan sus usuarios de redes sociales, cotorrean sobre lo supuestamente fallido del Estado cubano, cuando lo que falla en realidad es la ausencia de sentimientos y sus valores. 

CUBA VENCE. Las adversidades nunca han hecho mella en nuestra voluntad y menos la palabrería de cloaca que se emplea en nuestra contra, ni  la grandilocuencia impertinente que se esfuma tras el «Karma», porque sencillamente este también está de nuestro lado.