La base naval de Guantánamo: algo de historia y poco de #DDHH. #UsCuba

Por Marcos Torres*

Unos de los puntos neurálgicos de las conversaciones entre Cuba y EEUU, para el restablecimiento de relaciones entre ambas naciones es precisamente esta: la ilegal base naval de Guantánamo ocupada desde 1903 (y esto oficialmente ya que desde 1901 ya estaba ocupada) como resultado de un convenio para las estaciones carboneras y navales firmado entre el Gobierno de Estados Unidos y el Gobierno de Cuba, presidido por ese entonces por el traidor a los ideales martianos Tomás Estrada Palma, en circunstancias en que la Isla no poseía prácticamente independencia alguna mientras el ejército de Estados Unidos, sumía a sus pobladores de aquel entonces en la ignominia de la ocupación militar, después de su intervención en la guerra de independencia.

Su historia se remonta a la Enmienda Platt, orquestada entre el gobierno norteamericano y el senador republicano de Connecticut, Orville Platt, para presentar un arreglo al proyecto de Ley de Presupuesto del Ejército que imponía (extraterritorialmente) la implantación de bases navales en Cuba.

La mencionada enmienda, incorporada como apéndice a la Constitución de 1901 de Cuba (de nuevo: extraterritorialmente), planteaba en su articulado:

“Artículo I: La República de Cuba arrienda por el presente a los Estados Unidos por el tiempo que las necesitare para el objeto de establecer en ellas estaciones carboneras o navales, las extensiones de tierra y agua situadas en la isla de Cuba que a continuación se describen: (…)”
“Artículo III: Si bien los Estados Unidos reconocen por su parte la continuación de la soberanía definitiva de La República de Cuba sobre las extensiones de tierra y agua arriba descritas, la república de Cuba consiente, por su parte, en que, durante el período en que los Estados Unidos ocupen dichas áreas a tenor de las estipulaciones de este convenio, los Estados Unidos ejerzan jurisdicción y señoríos completos sobre dichas áreas (…)”

Y entonces fue que Estrada Palma se dejó (literalmente) “meter el pie” (en lenguaje coloquial cuando en cuba designamos a alguien cobarde que permite agresiones sin decir nada) en toda la extensión de la palabra y fue impuesta al texto de la Constitución cubana de 1901 como condición para la retirada de las tropas de Estados Unidos del territorio cubano.

Hubo quiénes se opusieron fervientemente: Manuel Sanguily y Juan Gualberto Gómez, quiénes veían traicionados los ideales por los que se derramara tanta sangre rechazaron el texto y dieron una clase de patriotismo, pero bajo pena de mantener la intervención norteamericana en la isla la enmienda fue aprobada con 16 votos a favor y 11 en contra.

Fíjense si el objetivo siempre fue dominar a Cuba, que en una carta confidencial de Leonard Wood al pesidente Theodore Roosvelt en el 28 de octubre de 1901 le decía:

“Por supuesto que a Cuba se le ha dejado poca o ninguna independencia con la Enmienda Platt y lo único indicado ahora es buscar la anexión”. Y después continúa: “Con el control que sin duda pronto se convertirá en posesión, en breve prácticamente controlaremos el comercio de azúcar en el mundo. La isla se americanizará gradualmente y, a su debido tiempo, contaremos con una de las más ricas y deseables posesiones que haya en el mundo…”

En virtud de la Enmienda fue suscrito el Convenio para las Estaciones Carboneras y Navales, firmado en febrero de 1903 en La Habana y Washington, respectivamente, que en realidad incluía dos áreas: Bahía Honda y Guantánamo, aunque nunca llegó a establecerse una base naval en la primera, y por si fuera poco, el 22 de mayo de ese mismo año, se firmó un Tratado Permanente de Relaciones entre Cuba y Estados Unidos, en el que las 8 cláusulas de la Enmienda Platt son tomadas textualmente y convertidas en los artículos del Tratado.

Durante la pseudorepública la Base se convirtió en punta de lanza de los gobiernos títeres y de los intereses comerciales y financieros norteamericanos, hasta qué (obviamente) “llegó el comandante y mandó a parar”, pero desde la base se mantuvieron agresiones contra nuestro pueblo, convirtiéndose en foco permanente de amenaza, provocación y violación de la soberanía de Cuba que incluyen 4 asesinatos y disímiles provocaciones, entre las que se encuentran planes de desestabilización y terrorismo de estado como parte de la guerra fría.

¡Y para qué hablar de las constantes violaciones de los derechos humanos en la base! ¡Esos son temas de los que habría que hablar con una calma chicha! Por solo reseñar el gobierno de Clinton llenó la base de refugiados kosovares en 1999 y posteriormente al 11 de septiembre de 2001 como prisión para “sospechosos” (¿De qué estaría hablando esa gente, tú? ¿Acaso el gobierno norteamericano no se ha mirado a un espejo últimamente?) de terrorismo internacional bajo la “flamante” (y también humillante) ley patriota.

El presidente Obama, anunció, durante su primera campaña electoral, el cierre definitivo de la Prisión de Guantánamo en un plazo no mayor a un año (ya vamos por más de 7 desde que lo dijera por primera vez. Haría falta que acaben de cerrarla para poder decir que fuimos los cubanos los que lo hicimos, que así va a pasar, no quepa duda alguna).

En conclusión: la base naval de Guantánamo siempre ha sido una punta de lanza al servicio de los intereses de los poderosos y habría que ver en que medida está presente la buena voluntad en el gobierno norteamericano para con Cuba y el resto del mundo, ahora que estamos en un momento de conversaciones bilaterales.

Aunque creo que será difícil que salgan de allí (al menos por ahora), teniendo en cuenta que han perdido muchos espacios en América Latina y los vínculos con Rusia y China están en su punto más alto.

*@Marcostropero editor del blog Las Torres de Marcos.

https://lastorresdemarcos.wordpress.com

Anuncios

12 pensamientos en “La base naval de Guantánamo: algo de historia y poco de #DDHH. #UsCuba

  1. Pingback: ¿Cómo que Cuba aceptó ceder la Base de Guantánamo? La distorsión de la Historia convertida en información | Trinchera de nuestra América

  2. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por… sus ocupantes (+ video) | La pupila insomne

  3. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por… sus ocupantes (+ video) | Solidaridad Latinoamericana

  4. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por… sus ocupantes (+ video) | Cayo Hueso

  5. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por… sus ocupantes (+ video) | La Esquina Roja

  6. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por sus ocupantes (+ video) #Cuba #EEUU #Miami | Cuba por Siempre

  7. Pingback: La historia de la Base de Guantánamo escrita por sus ocupantes (+ video) #Cuba #EEUU #Miami |

  8. Pingback: La historia de la Base de #Guantánamo escrita por… sus ocupantes (+ video)#Cuba | El Informador Boliviano

  9. Pingback: ¿Cómo que Cuba aceptó ceder la Base de Guantánamo? La distorsión de la Historia convertida en información | Cubanamera

  10. Pingback: Come? Cuba accettò di cedere la Base di Guantanamo? La distorsione della Storia trasformata in informazione - Associazione Svizzera-Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s